Pedro Sánchez, nuevo presidente de España tras la moción de censura

El Secretario General del PSOE ha jurado el cargo esta mañana ante el Rey

España lleva dos días revuelta. Y quien dice dos días, dice dos años: la inestabilidad política ha sido una constante desde 2016, cuando se repitieron las elecciones y el Partido Popular consiguió formar gobierno pese a tener los peores resultados de su historia, algo en lo que los dos partidos más recientes, Podemos y Ciudadanos, tienen mucho que ver.

2017 prometía ser más tranquilo. Parecía que la estabilidad política había vuelto, y que las esperanzas la denominada “nueva política” se habían quedado en el aire. Pero, al final, todas las tramas de corrupción en las que está inmerso el Partido Popular (PP) han acabado pasando factura al ejecutivo de Mariano Rajoy, y el Partido Socialista (PSOE) consiguió los apoyos necesarios para que prosperara la moción de censura.

Técnicamente, la moción de censura es un procedimiento constitucional por el que el Congreso de los Diputados “puede exigir la responsabilidad política del Gobierno”, según reza en el artículo 113 de la Constitución española. La Carta Magna exige que sea presentada por “al menos la décima parte de los diputados”. También tendrá “que incluir un candidato a la Presidencia”. Esta ha sido la cuarta moción de censura en lo que va de democracia, la segunda en lo que va de legislatura -Podemos intentó presentar una el pasado año, pero no obtuvo los apoyos necesarios-, y la primera que triunfa en toda la historia democrática española.

Fue Podemos quien abrió la veda con un tuit de Pablo Iglesias el jueves pasado tras conocerse la sentencia de la Gürtel, una de las múltiples tramas de corrupción en las que está involucrado el PP: “La sentencia de hoy debería tener como respuesta una moción de censura de la oposición. Estamos dispuestos a apoyar a Pedro Sánchez si la presenta. La democracia no puede soportar delincuentes a los mandos del Gobierno”. Este viernes, justo después de aprobarse tras dos intensos días de votaciones, se entonó el “sí se puede” en el Congreso y en las puertas del edificio parlamentario. Poco después Sánchez e Iglesias se abrazaban, y esta mañana, Pedro Sánchez ha jurado su nuevo cargo. Hay quien ve en esta moción la cristalización del cambio liderado por Podemos y Ciudadanos en 2015 y 2016. Para mejor o peor, lo que está claro es que las cosas en España por fin toman un nuevo rumbo.

Deixa um comentário